octubre 27, 2020
ahuyentador de gatos

Ahuyentador de gatos

Vamos a tratar un asunto delicado, lo sabemos, pero no por ello deja de tener importancia, sentido, propósito y a su vez es una demostración humanista de equidad, porque el uso de un ahuyentador de gatos implica alejarles para bien.

Nadie en absoluto debería tomar una frase así como una amenaza, falta de corazón, indolencia o indiferencia hacia los felinos. Es un asunto más de respeto mutuo en el que el humano ha de cumplir su rol de animal pensante para crear límites.

El balance del mundo es así, por un lugar donde no consigas cabida, de seguro en otro la conseguirás, sólo hay que instar o crear propósito para ello. Y en el caso de los felinos, ello cursa por igual.

Por eso trataremos el asunto del ahuyentador de gatos desde una óptica lo más balanceada y justificada posible, con sencillez, para que funcione a quienes requieren éstos aportes y para nada incomode a quienes como nosotros, amamos a los felinos. Justicia es paz.

ahuyentador de gatosSentido de propiedad de los gatos

El gato, sin importar raza, edad o género, desarrolla el sentido de propiedad como todo ser vivo, a la par del de supervivencia.

Por ende, percibe que todo lugar que le dé las condiciones para su reposo, conseguir alimento y desarrollarse a su estilo (lo que para algunos erróneamente es la indiferencia gatuna), pues ese lugar es de su propiedad, porque en él, simplemente, es.

El punto es que ese lugar puede pertenecer a una persona o un grupo de éstas. Allí comienza el conflicto.

Y ellos no son como los perros que se pueden establecer parámetros con órdenes o señalando con diarios enrollados u otras técnicas dónde sí o n pueden y deben estar.

Esto último es por igual para gatos de casa o callejeros por crianza (ambos son felinus domesticus). Además, pueden comportarse agresivos y son riesgosos para humanos, plantas y otras mascotas solos o en grupo.

Qué atrae a los gatos

Punto diverso e interesante. Sea que se coloque en tu jardín anterior o posterior, sala, tejado, sembradío, cocina o entre a tus cuartos o se coloque frente a tus límites de hogar, los motivos pueden ser:

La búsqueda de alimento. Atraído por aromas que le gusten como el pescado o frituras. La comida que dejes a tus mascotas y que no consuman. Alimentos para aves. Comida que le hayas dado otrora a un o unos gatos.

De esto último, quizás el gato no lo sienta como señal de afecto, pero sí de oportunidad y costumbre, asociados a su sentido de propiedad territorial y seguridad a su conveniencia.

La basura. La buena o mala disposición de la basura es igual si ésta no se encuentra en recipientes cerrados. El gato hurgará y dará aviso con sus maullidos a otros.

Ratones o aves. Cazar es su instinto natural, propio de la raza. Así viven y donde tengan oportunidad, lo harán.

Felina en celo. Si su mascota está en celo, las feromonas son un imán que atraerá gatos domésticos. Si ella no se le ha escapado, es que no quiere y debe cuidarla, por eso un ahuyentador de gatos es propicio.

ahuyentador de gatosRiesgos o desventajas por no usar un ahuyentador de gatos

Si no utiliza un ahuyentador de gatos cuando estos llegan en grupo, pueden atacarle, interrumpirle, colocarse bajo su coche y usted podría quitarles la vida, llenándoles de un estupor indebido.

Se subirían a las mesas, camas, muebles, se colocarían en su ropa lavada u otros lugares sin ninguna higiene, hasta en horarios en los que usted no se encuentra.

Rasgado de muebles, sábanas, edredones, ropa, cortinas, ya que para ellos todo es un ambiente que les reta y buscan ganarle gracias a sus habilidades felinas.

Rasgado de semilleros caseros, para utilizarlos como alimentación o caja de arena.

Ahuyentador de gatos: Justificación y Tipos

De manera técnica o casera, se puede lograr que un ahuyentador de gatos les aleje sin hacerles daño.

Se justifica su uso porque no les causará ni enfermedad ni muerte, no es una muestra de odio, sino de propiedad, sí no se desea un gato, que él esté allí jamás será una relación filial.

En resumen, no les vas a rescatar, querer, alimentar ni habrá cordialidad diplomática entre ambos. Por es el uso de un ahuyentador de gatos es humanista, cortés y efectivo.

Entre los tipos más recomendados están:

Ahuyentador de gatos en formatos caseros

Mezclas de aromas que les desagradan naturalmente como:

Lavanda, canela, romero y vinagre: Una mezcla destilada de los mismos, macerados, con proporción de al menos 25% de cada uno es suficiente.

Se puede esparcir con un atomizador encima de plantas, paredes externas, tejados, borde inferior de puertas.

Limón con eucalipto: Sea en hojas hervidas o aceite elaborado de eucalipto, su mezcla con el limón trozado y mezclado en licuadora con su cáscara, será suficiente.

Rocíe paredes, tejados, basureros, cercas con ello. Nunca directamente al animal. El aroma es lo que se necesita para espantar, no que lo ingiera, podría ser tóxico. Alejarlo de niños y mascotas.

Pimienta negra: Rayarla, colocarla en agua hervida, revolver. Llenar un atomizador. Rociar paredes, techos y crear un cerco “virtual” en los linderos de su hogar. La pimienta negra disgusta y aleja a los gatos.

Tomillo con albahaca: Mismo procedimientos anteriores. De hecho, se puede rociar un poco de ello al fregar pisos y antes de pulir, el aroma es agradable para humanos, pero no para los gastos. Evitarlo si tienen gatos propios.

Colocar cáscaras de cítricos (naranja, limón, mandarina, piña) en las macetas. Alejará a los gatos y abonará a las mismas.

Café: Funciona para ahuyentar a gatas que parieron junto a sus crías. Si ya es hora de que salgan (unas 72 horas después de nacer para no ser crueles), colocar granos de café o pimienta y/o algo de vinagre en donde anidó será mensaje claro a la familia de que es hora de irse.

Naftalina. Lo más común en los clóset. Para que funjan de ahuyentador de gatos, deben colocarlas con cuidado para precaución de personas y que los felinos pueda percibirlas.

Evitar usar veneno, amoníaco, formol. Son inhumanos y podrían acarrearles consecuencias legales y además, su moral quedará en entredicho, incluso de usted para usted.

Ahuyentador de gatos en formato electrónico

Muchas tiendas online están ofreciendo varios modelos de ahuyentador de gatos y los mismos han demostrado una gran eficacia para espacios abiertos.

ahuyentador de gatosEsa tecnología se basa en el ultrasonido, en una frecuencia especial que disgusta y por ende aleja a los gatos. No es molesto para otros gatos.

El radio de acción es de 50 metros cuadrados en espacios abiertos. El ultrasonido no traspasa paredes, así que si tiene un problema en zona cerrada, debe encuadrar bien al aparato para que ataque el problema focalmente.

No es recomendable el ahuyentador de gatos electrónico con ultrasonido en interiores si posee un gato propio. Es mejor usarlo hacia lo externo, propicio si su gata está en celo y no desea reproducirse.

Ahuyentador de gatos en spray

Como es a conveniencia del cliente, sí no utilizó los métodos caseros, pues el problema se resuelve con un spray científica y orgánicamente elaborado.

No se preocupe, el costo no es mayor y la rapidez sí. Los spray que fungen como ahuyentador de gatos son especiales para cuidar sus plantas, semilleros y demás, sin alterar a éstas.

Otras maneras para ahuyentar gatos

El uso de aspersores o atomizadores con agua, pueden tanto ahuyentarlos como educarlos.

Colocar barreras en algunos sitios, podrán ahuyentar a su gato doméstico que tiende a “acurrucarse”, con lo que no debería, como prendas, televisores, gavetas, cestas o detrás de la puerta.

Un ahuyentador de gatos es también educativo y preventivo. Coloque alguno de los ya mencionados en su garaje y salida, para evitar que el gato acampe en ellos y por descuido sea atropellado.

El uso real del ahuyentador de gatos

Como dijimos al principio, es una forma humanista de equidad. Para que no nos invadan el territorio, exista respeto mutuo, se cuiden nuestras cosas y si se alejan, el destino les lleve a un lugar donde sí tengan cabida.

Ningún daño letal o mal formante existe con un ahuyentador de gatos. De hecho existen grupos ecologistas que apoyan y fomentan estas prácticas y métodos.

Así, cuidamos lo nuestro, a los nuestros y hasta a nuestros propios gatos, con una enseñanza estricta que para nada deja de ser, por amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies