junio 7, 2020
Camas para gatos

Camas para gatos

Como todos sabemos, los gatos son animales dormilones por excelencia, pasan un promedio de 15 a 20 horas diarias durmiendo, o más bien entre durmiendo pequeñas siestas o estado dormilón. Para ello buscan cualquier sitio que encuentren cómodo, cálido y agradable, ya sea en las piernas de su dueño, en su cama, en los muebles, encima de la cocina, encima del closet, etc.

Los amantes de los gatos, seguro adoran sentir a su minino al lado descansando, pero seguro no les gustan tanto esos pelitos que dejan regados por todos lados. Por esto, muchas veces se recomienda comprar camas para gatos, para que este tenga su propio espacio. Si se elige una buena cama, acorde a las características del gato y la coloca en el lugar adecuado, le estará ofreciendo un sitio que tomará como su refugio, y aunque esto no es garantía de que dejará de dormir en otros espacios de la casa, seguramente la mayoría de las veces va a preferir hacerlo en su propia cama, al menos hasta que se adapte.

Las camas para gatos son una herramienta diseñadas y creadas para el descanso de los mininos.

Camas para gatos

Tipos de camas para gatos

En el mercado se puede encontrar gran variedad de camas para gatos, pero todas ellas se agrupan entre los siguientes grupos.

  • Camas para gatos para exteriores. Estas son ideales para colocarlas en el jardín o exterior del hogar. Son estilos de casas elaboradas en material resistente a cambios climáticos, son impermeables, generalmente son de plástico o madera barnizada; diseñadas con tejado para eliminar fácilmente el agua de la lluvia y elevadas para impedir que se llenen de agua.
  • Camas para interior. Son portátiles, generalmente son térmicas de cartón, plástico o mimbre, algunas se cubren con terciopelo para proporcionarle más calidez al gato y son semicerradas.
  • Cuevas para gatos. Estas son elaboradas con material flexible, distintas a los dos casos anteriores, casi siempre son confeccionadas con telas sintéticas, son prácticas y fáciles de lavar.
  • Camas rascadoras. Son hechas en materiales como mimbre, ratán o sisal; además de darles cobijo al minino, también son ideales para que se limen las uñas, evitando que lo haga en los muebles, cortinas o sofás del hogar.
  • Camas de arena. Como su nombre lo indica, son areneros que poseen una cubierta superior, son como una especie de casita donde el gato puede hacer sus necesidades fisiológicas.
  • Cama para gatos con calefacción. Se consiguen en algunos países donde disfrutan del invierno, funcionan enchufadas a corriente.
  • Camas colgantes de ventanas. Generalmente fabricadas para soportar peso de 15 a 20 kilos.
  • Camas tipo hamacas para paredes. Ideales para escalar y descansar.
  • Camas tipo tienda de campaña.
  • Cama – alfombra plegable. Ideales para poner y quitar fácilmente; sirve como cama, alfombra y cueva.
  • Cama tipo iglú. Son totalmente cubiertas, cálidas y agradables, elaborada en felpa y tiene en su interior un cojín de espuma.

Factores importantes al comprar camas para gatos

Tomando en cuenta que los gatos aman dormir, es indispensable ofrecerles una cama adecuada, solo se debe reconocer y tomar en consideración algunas características del mínimo para hacer una buena elección; como el tamaño del gato, la edad, si es muy activo o no, observar en qué sitios prefiere descansar, es decir, si escoge sitios cálidos de la casa o al aire libre; esto en concordancia con el material, el tamaño y las características de la cama que se elegirá.

  • Tener en cuenta la edad del gato es fundamental, ya que si es joven seguramente es activo y juguetón, por lo que las camas con accesorios, juguetes o las rascadoras son ideales; si por el contrario es un gato adulto, o tiene dificultad para caminar, lo ideal son camas acolchonadas, con cojines o gomaespuma, que le permita entrar y salir con facilidad.
  • El tamaño de la cama es importante, sabiendo si el gato duerme estirado o enroscado se puede elegir una cama larga, por lo general los gatos duermen acurrucados, por lo que una cama pequeña le parecerá más acogedora; si es un gato de raza grande, lo idea es una cama larga.
  • La altura. Por lo general los gatos escogen sitios altos, hay camas ideales para ellos, porque traen varios niveles para que el gato escale; o si no, comprarle una cama que pueda colocarse encima de un mueble u otro sitio alto, donde quede estable y sea un lugar cálido.
  • El material. Se recomienda comprar camas que sean fáciles de lavar, pues es uno de los sitios donde se posan las pulgas de los gatos. Hay camas rascadoras que son propensas a recolectar suciedad, mientras que otras resultan más repelentes de la mugre. Generalmente no se recomiendan los materiales sintéticos como poliéster, sino materiales como algodón o lana.

Camas para gatos

Recomendaciones

Una vez comprada la cama del gato, es importante seguir las siguientes sugerencias.

  • Elegir un sitio tranquilo de la casa para colocar la cama, para que pueda adaptarse con más facilidad, ya que en un entorno con mucho ruido no podrá descansar totalmente, lo que podría ocasionar que rechace la cama.
  • Ubicarla en un lugar donde no le moleste directamente los rayos del sol y donde puedan tener una temperatura cálida. Cuando quiera tomar sol, él se posará en una ventana o saldrá al exterior.
  • Se recomienda colocar la cama en lugares elevados, si no adquiere una cama colgante puede elegir colocar otro tipo encima de un mueble o estante, lo ideal es que pueda permitirle observar todo el ambiente.
  • La cama debe quedar cerca de su agua, comida y juguetes, para que se siente cómodo en el entorno.
  • Procurar colocar su cama donde no esté cerca el arenero, ya que a los gatos no les gusta dormir o echarse cerca del lugar donde hacen sus necesidades fisiológicas.
  • Si el minino no está acostumbrado a las camas para gatos, puede intentar que se adapte premiándolo cada vez que se acueste en la cama, dándole algo de comer o simplemente un abrazo.
  • Procurar mantener la camita limpia, libre de pulgas, y malos olores. Se recomienda lavarla por lo menos cada dos o tres semanas.
  • Para lavar se recomienda jabón neutro, algún producto desinfectante o detergente hipoalargénico.

Lo importante es brindarle a su mascota un sitio acogedor, cómodo y agrandable, donde pueda disfrutar de sus horas de descansos y siestas, eligiéndolo de acuerdo a las necesidades del minino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies