octubre 28, 2020
Collares para gatos

Collares para gatos

Para los amantes de los gatos, el tema del uso de collares para gatos es controversial, ya que muchos no están de acuerdo y otros sí. Lo cierto es que estos collares se usan a gusto y necesidad de cada dueño.

Los collares para gatos no son más que objetos que se colocan en el cuello de los mininos, algunos cumplen una función mientras que otros deciden colocárselo por estética.

Collares para gatos

Tipos de collares para gatos

Existen varios tipos de collares para gatos y esos son los siguientes:

  • Collares elásticos. Algunos son completamente de plástico, otros tienen solo una pequeña parte del collar que se puede estirar; lo ideal es que en caso de que el gato quede atrapado, al tirar un poco de él pueda sacar la cabeza.
  • Collar con cierre que se abre. Es de click, parecido a los collares para perros, la diferencia es que estos no se cierran completamente, si el minino queda atrapado se abre y puede liberarse.
  • Collares para identificar a los gatos. Este es uno de los más usados, normalmente lleva el nombre del minino y un número telefónico de su dueño. Es ideal para los gatos que salen al exterior o para los que tengan tendencia a escapar y perderse por accidente.
  • Collar con sensor o chip. Este se conecta con una puerta gatera; son puertas gateras que se abren con el dispositivo magnético instalado en el collar. Estas puertas se usan en las casas donde los gatos tienen acceso al exterior.
  • Collar anti pulgas. Generalmente para las pulgas los dueños le suministran vacunas, sin embargo, otros le colocan los collares anti pulgas; estos vienen impregnados con una sustancia que se va desprendiendo con el tiempo, ahuyentado o eliminando las pulgas o parásitos.
  • Collar con GPS. Viene con un GPS instalado y que se conecta al celular de su dueño para que en caso de que el gato se pierda pueda ser rastreado rápidamente.
  • Collar con bandas reflectantes. Están elaborados con materiales suaves pero fluorescentes que ayudan a verlos mejor de noche. Hacen visibles a los gatos ante los carros, aportándoles seguridad.

Recomendaciones al elegir los collares para gatos

  • Deben estar elaborados con materiales suaves, evitando todo tipo de material que les pueda hacer daño a su pelaje y a la piel, como el cuero o materiales duros; se recomiendan materiales como el nylon, elásticos o de terciopelo. El elástico tiene la ventaja de que se adapta al cuello del gato.
  • Asegurarse de que esté bien confeccionado y no tenga nada afilado, para evitar que el gatito se lastime.
  • Procurar que tenga doble cierre de seguridad, ya que en caso de que el gato quede atrapado a causa del collar, estirando de este se abra automáticamente y pueda liberarse.
  • Si se decide colocar algún collar, ya sea para identificarlo o que cumpla otra función, procurar que sea fluorescente, ya que los gatos de noche pueden ver perfectamente y les encanta salir al exterior o andar dentro de la casa. Con la banda fluorescente se podrá distinguir en la oscuridad, evitando inconvenientes como que lo pisen o lastimen, y sobre todo para conseguirlo rápidamente en caso de que se pierda de noche.
  • Evitar colocarle collares con cascabeles, este es un tema relevante para los amantes de los gatos ya que, aunque son bonitos y llamativos, no son recomendables, pues los sonidos de las maraquitas los perturban. Recordemos que los gatos, al igual que otras especies de animales, tienen el oído más agudo que los humanos, por lo que los cascabeles podrían irritarle y hasta causarle problemas auditivos a futuro. Además, pueden causarles problemas al delatarlos ante otras especies como los perros, pudiendo ser atacados y salir lastimados.
  • El collar que se elija debe ser lo más ligero posible, evitando que lleve muchos adornos, que más que agradarles le pueden resultar incómodos al gato. Mientras menos pese, menos molestia le causa.

¿Cómo acostumbrar al gato al uso del collar?

Los gatos son animales que aprecian sus rutinas y la tranquilidad, si se tiene un gato desde pequeño de pronto es más fácil que se adapte al uso del collar; si por el contrario es adulto será un poco más complicado, en ambos casos se debe tener paciencia y en lo posible seguir las siguientes recomendaciones:

  • Antes de colocarle el collar en el cuello muéstraselo y permite que lo huela y se familiarice con él, por lo menos colocándoselo en su cama.
  • Para colocarle el collar escoge un momento en el que el gato se encuentre acostado y este tranquilo, ya que de lo contrario podría sentirse atacado.
  • El primer día de colocado solo se deja puesto por unos minutos y luego se le retira, y los próximos días se le va aumentando la cantidad de minutos con el collar puesto, hasta sentir que ya se siente cómodo con él.
  • Se le puede motivar con un pequeño premio (como una galleta), por haber dejado que se le pusiera el collar.
  • Procurar que no le quede tan ajustado al cuello, por lo menos marcar como dos o tres dedos de distancia entre el collar y la piel.
  • Seguir cada día intentándolo hasta ver que se queda tranquilo con el collar y se adapte; si por el contrario se observa que no hay manera de que le agrade, evite definitivamente colocárselo a menos que sea algo urgente y necesario.

Collares para gatos

Ventajas y desventajas de los collares para gatos

Son muchas las ventajas y usos que se les puede dar a los collares para gatos; como poder localizar más rápido al minino en caso de extravío, ya sea por el uso de collares con GPS o de noche con los fluorescentes; poder ser identificados por terceros en caso de que se pierda o como indicativo de que es un gato casero; en el caso de los collares anti pulgas, poder repeler garrapatas y pulgas fácilmente, inclusive puede elegir collares hipo alergénicos; si va a viajar, los arneses no son tan comunes como collares para gatos, pero le ayudarán al pasearlos; incluso si se viaja en avión es necesario. Ahora bien, si se elige colocar un collar solamente para fines estéticos, procure que sea cómodo y el gato se adapte rápidamente, de lo contrario, no sería necesario causarle estrés con este.

Así como tienen ventajas también tienen algunas desventajas, y es que los collares para gatos pueden crearle alergias, sobre todo los collares anti pulgas; si les molesta pueden rascarse tanto que les puede causar daños en la piel del cuello o lastimarse; si se decide colocarle cascabel puede causarle daños auditivos e incluso perder la audición, no son aptos los collares que no sea elástico y que el cierre no se abra, pues resulta peligroso.

Lo importante es que si decide colocar un collar a un gato trate de que sea por un motivo lógico o racional, y procurar elegir uno que sea adecuado y no le cause incomodidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies