Gato Bengala

El gato Bengala es una raza de gatos verdaderamente única. Llamado “tigre de casa”, es un gato largo, musculoso, de tamaño mediano o grande, con una cabeza y hocico ancho, pómulos altos y almohadillas con bigotes pronunciados. Como todo un gato de jungla, posee la capacidad de moverse en silencio y con sigilo.

El bengala destaca entre los gatos por su exuberante, denso y extraordinariamente suave pelaje. Los puntos distintivos de leopardo del gato bengala pueden ser aleatorios, alineados horizontalmente con rosetones que forman un semicírculo o en un patrón de mármol.

Si te gustan los gatos con un aspecto exótico, pero sin el tamaño y el peligro de un felino salvaje, el gato bengala es definitivamente para ti. Acompáñanos hasta el final del artículo para saber todo lo necesario de esta rara raza.

Origen del gato bengala

El gato bengala es una raza moderna. Es un gato hibrido que se originó en Estados Unidos en 1963, cuando el genetista Jean Mill realizó los primeros experimentos de cruce con un gato doméstico y un gato leopardo originario del sur de Asia. Su objetivo era crear un gato doméstico que se destacar gracias a la apariencia salvaje que tuviera similitudes de sus antepasados salvajes.

Las primeras tres generaciones, desde el emparejamiento original de un híbrido de leopardo asiático con doméstico, hasta el nacimiento de la cuarta generación, se consideran unos gatos de “fundación”. El gato bengala ya ha encontrado muchos fanáticos, con más de 60.000 de raza pura registrados en TICA. A pesar de esto, las asociaciones de cría también son fanáticos de las razas híbridas.

Características físicas del gato bengala

Gato BengalaComo una raza híbrida, los gatos de Bengala son a menudo más grandes que los gatos domésticos. Estos gatos flexibles, pero atléticos, pesan hasta 7kg y pueden alcanzar unos excelentes 70 cm de altura. Los cuerpos fuertes están sostenidos por piernas largas y musculosas, mientras que la cabeza se muestra relativamente pequeña y está dominada por pómulos altos y ojos grandes en forma de almendra, que generalmente son de color verde o azul.

Las marcas “salvajes” de Bengala son los más sorprendentes de todas sus características. Con manchas grandes, rosetas, un estomago más ligero y patas delanteras rayadas, se ven muy similares a sus antepasados salvajes. Existen en los colores básicos, naranja, dorados, amarillo oscuro y arena, a menudo con un poco de brillo, que han puesto las miradas del gato bengala en todo el mundo.

Temperamento del gato bengala

Los gatos Bengala de consideran “domesticados” en la tercera generación de la raza, pero siguen siendo animales temperamentales activos debido a su herencia salvaje. Como resultado, los gatos bengala deben mantenerse como mascotas a partir de la cuarta generación. Incluso, los gatos reproductores solo se pueden mostrar en exposiciones en esta generación.

Pero en general, son muy divertidos. Son inteligentes y dóciles, por lo tanto, necesitan mucha atención para dirigir su impulso hacia la actividad en la dirección correcta. Es seguro, dominante y, a veces, ligeramente agresivo. Como resultado, la socialización con otros gatos territoriales puede ocasionar un problema. Por otro, los bengalas nunca deben quedarse solos porque puede desarrollar ansiedad. Las razas de gatos tranquilos, como los persas o los británicos Shorthair son compañeros de casa más adecuado si no desea un gato tan activo y medio problemáticos.

Salud y Vida

Los bengalas tienen problemas de salud que pueden ser una preocupación, especialmente si no eres cauteloso acerca de a quién se lo compras o adoptas. Una posible condición es la enfermedad polquística, pero ahora hay pruebas de ADN disponible para ayudar a eliminar los gatos afectados de la camada. También pueden ser propensos a enfermedades infecciosas.

Cuidados Básicos

El gato Bengala tiene un abrigo corto, lujoso y suave, que es fácil de cuidar con el cepillado semanal. Le encantará, si lo cepilla más a menudo, encontrará menos bolas de pelos. Lo demás es atención básica, como recortar las uñas, generalmente semanal. Revise las orejas todas las semanas para detectar un enrojecimiento o mal olor que podría indicar una infección. Si se ven sucias, límpielas con un algodón humedecido o un limpiador suave recomendado por su veterinario.

Te invitamos a ver otras Razas como el Gato Africano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *