Gato British Shorthair

Con su atractiva apariencia de osito de peluche, el gato british Shorthair ha sido nombrado la raza más popular en su país de origen, Gran Bretaña. Son gatos guapos y amables con excelentes constituciones que carecen de problemas específicos en la raza y han sido bendecidos con una larga vida útil.

Si bien no es demasiado afectuoso, el gato british Shorthair tiende a llevarse bien con todos los miembros de la familia, en especial su dueño. Son apacibles y tolerantes con otras mascotas, y aunque no buscan acurrucarse en cada oportunidad, están felices de ser recogidos con un buen abrazo.

Sabiendo que es la inspiración del gato de Alicia en el país de la maravilla, no podíamos dejar pasa la oportunidad de contarte absolutamente todo lo que esconde nuestro querido amigo de pelo corto y ojos llamativos. ¡No te lo puedes perder!

Origen del gato british Shorthair

Gato British ShorthairLa historia del gato Shorthair comienza hace dos mil años, con la llegada de los antiguos romanos a Gran Bretaña. Para hacer frente a los problemas de los bichos que acechaban en almacenes y propagaban enfermedades, tanto en los largos viajes por mar como en las Islas Británicas, los romanos trajeron a algunos expertos en control de plagas: los primeros gatos domésticos adquiridos de su territorio en Egipto.

A su llegada a Gran Bretaña, los gatos egipcios hicieron nuevos amigos: los gatos monteses indígenas europeos. Estos gatos monteses europeo eran muy distintos de los egipcios. Además de ser más grandes y musculosos que los elegantes felinos del desierto, el temperamento del gato salvaje es marcadamente diferente. Más solitaria y agresiva, siendo bastante susceptible a compartir su hábitat con los humanos.

A pesar de estas diferencias significativas, las dos especies parecen haber encontrado algunos puntos en común entre sí y se aparearon. Los gatos monteses eran genéticamente los suficientemente cercanos a sus primos egipcios más sociables que podrían tener gatitos juntos. Los resultados de estos cruzamientos fueron felinos robustos de pelo corto, ansiosos cazadores como el gato salvaje, pero muy sociables y felices de vivir junto a los humanos. Los primeros gatos británicos de pelo corto.

Características físicas del gato british Shorthair

El fácil ver por qué el gato british Shorthair se posiciona como el gato número uno en las encuestas de popularidad año tras año, por encima de otros miembros de su familia. Tienen una contextura maciza y bien musculosa, con un pecho ancho, hombros fuertes y espalda recta. Cargan con unas patas cortas, pero fuerte, mientras que una cola redonda se posa en la punta. La cabeza es grande y redonda en un cuello corto y grueso, mientras que las orejas son pequeñas con puntas ovaladas que están bien separadas.

Su color puede ser azul puro, cobre, naranja o verde, dependiendo del color de la capa. También consigue un buen tamaño promedio que lo hacen un animal compacto para todas las casas de familias.

Temperamento del gato british Shorthair

Se describe como un gato divertido y fácil de manejar, siendo una mascota adecuada para familias primerizas. Son cálidos, tranquilos y cariñosos. Sin embargo, los gatos de pelo corto rara vez se posicionan en el regazo, siempre lo sentirá cerca, pero no encima.

Mientras que los gatitos son suaves y tranquilos, los adultos a veces son un poco más enérgicos. Pero su naturaleza es apacible, hogareña, fiel descendiente de gatos de graneros. Dale un buen hogar a estos pequeños amigos y tendrás un gato que le gusta mantenerse relajado, sencillo y adaptable.

Salud y Vida

Estos gatos, como los pedigrí y de raza mixta, tienen incidencias de problemas de salud que pueden ser de naturaleza genética. Los problemas que se han observado en el Shorthair incluyen: gingivitis y la miocardiopatía, que pueden afectar a cualquier raza de gatos pelo corto.

Cuidados básicos

El gato british Shorthair es fácil de limpiar con un cepillado o peinado semanal para eliminar los pelos muertos. Un baño rara vez es necesario, pero sí un lavado de dientes para prevenir la enfermedad periodontal. También es necesario que se le inspeccione los oídos para evitar que la cera se le infecte y perjudique su salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *