Gato Himalayo

El gato himalayo es una raza que completa todas las características para ser una mascota ideal: naturalmente educado, dulce, tranquilo y no lo suficientemente enérgico para considerarse travieso. Tienen ese pelo largo como un buen gato persa con el color de un siamés, ¿qué más puedes pedir?

Pero la cosa no acaba ahí, no solo son hermosos, sino que también son gentiles y cariñosos hasta más no poder. Si estás pensando en buscar un gato que le guste jugar, recibir afecto cuando sea necesario y acurruque en tu regazo para pasar un buen rato frente a la computadora, esta es la raza perfecta. Además, todos quedarán encantados con él, ya que sus llamativos ojos y colores atrevidos lo hace un modelo felino exquisito para la vista.

Origen del gato himalayo

Los persas, que son razas muy antiguas y populares en todas las asociaciones de fanáticos de gatos, fueron criados junto a siameses para crear una raza estupenda conocida como Himalayo. El objetivo era tener un gato con el cuerpo de un persa pero con las marcas de un siamés. Fue un duro trabajo, pero un criador británico consiguió crear la raza himalaya durante más de 10 años. El criador terminó seleccionando los mejores gatos para crear un híbrido único.

El nombre “himalayo” se asocia más comúnmente con las lámparas del Himalaya Sat, lo que lleva a muchos a creer que los gatos son de esa misma región. Si bien la raza se originó en Inglaterra, también hay felinos, como el gato de Palla, perteneciente a Himalaya.

Desde entonces, ha sido registrado en las asociaciones internacionales, pero también se le incluye como una variedad de los gatos persas por su increíble parecido. Lo único que los diferencia es que tanto la raza persa como la siamés son razas naturales, nadie las creó a través de cruces, mientras que el himalayo es el resultado de la mano humana.

Características físicas del gato himalayo

Gato HimalayoEl gato himalayo tiene el pelo largo de los gatos persas combinado con el color de los siameses. Esta raza se asemeja más a su primer familiar, ya que hasta heredaron el tamaño medio. Son conocidos por sus hermosos abrigos largos y brillantes. Tienen cabezas grandes, con rasgos redondos, mejillas prominentes, hocicos pequeños y orejas pequeñas a comparación del resto.

La capa, larga por todo el cuerpo y lleno de vida, es densa que le da al pelaje un volumen completo. Se reconoce fácilmente por la variación estacional del abrigo. Todos los colores y patrones conocidos en el persa son aceptados en el himalayo. Se debe tener en cuenta las áreas sombreadas más oscuras en los abrigos de gatos maduros.

Temperamento del gato himalayo

Al igual que sus hermanos, el gato himalayo son gatos tranquilos y plácidos. Es más probable que los encuentres recostados con gracia en un sofá que posados en la parte superior del refrigerador, pero, son juguetones de una manera tranquila y disfrutan de una variedad de juguetes. Ciertamente, no debes esperar que esté inactivo, pero lo que más le gusta es estar en compañía de una persona. No exige atención y pueden hacerlo bien solos durante el día. Sin embargo, con un maullido silencioso y una mirada parlante con esos ojos azules harán saber si sienten descuidados.

A los himalayos les va mejor en hogares con niños mayores que no los persigan ni los golpean torpemente en la cabeza. No les gusta mucho disfrazarse, pero puede que no les importe montar en un carrito de muñecas o ser invitada en la fiesta de té de una niña.

Salud y Vida

El gato himalayo tiene algunos problemas de salud hereditarios que pueden ser una preocupación, como: enfermedad poliquística y problemas respiratorios causados por deformidades asociadas con la cara aplanada de la raza. Los criadores responsables toman medidas para evitar estos problemas, ya que deben estar sanos y vigorosos. Afortunadamente, hay pruebas de ADN disponible, por lo que es muy fácil identificar y eliminar.

Cuidados básicos

El gato Himalayo es un verdadero glamour y, como cualquier estrella, requiere la atención diaria necesaria. Debe peinar con regularidad la capa larga y fluida con un peine de acero inoxidable para evitar enredos y eliminar el vello muerto. Unos baños de vez en cuando para mantenerlo limpio tampoco le hará daño. Lo demás es cuidados normales, como recortes de las uñas, limpieza de oídos y lavados bucales.

Si te gustó este artículo te recomendamos leer: Gato Korat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *