octubre 1, 2020
Vitaminas para gatos

Vitaminas para gatos

Generalmente para mantener saludable a los mininos de la casa solo es necesario una alimentación adecuada que les provea los componentes necesarios fundamentales para mantener su vitalidad. Sin embargo, dependiendo del tipo de alimentación que estos lleven o por alguna otra circunstancia, es importante darles suplementos vitamínicos. Sea de una manera u otra, en la alimentación de los gatitos del hogar no deben faltar las vitaminas.

Las vitaminas son compuestos orgánicos conformados por distintas estructuras químicas que cumplen una función importante en el desarrollo de nuestras mascotas. Muchos de los alimentos para gatos que se venden en el mercado incluyen las vitaminas y minerales, sin embargo, hay ocasiones en que la mascota pueda requerir un aporte extra de nutrientes que no recibe por medio de su alimentación cotidiana; es en estos casos donde se recomienda suministrarle estos nutrientes, como las vitaminas para gatos.

Vitaminas para gatos

Tipos de vitaminas para gatos

En el mercado se pueden conseguir dos tipos de vitaminas según su solubilidad, estas son:

Vitaminas hidrosolubles

Se disuelven en el agua y deben suministrase diariamente ya que el organismo no las almacena, dentro de este grupo están:

  • Las vitaminas C. Estas son indispensables para contrarrestar enfermedades, ayuda en la mineralización de los huesos, en los procesos de desintoxicación que ocurren en el hígado y en la formación de colágeno. Una de sus principales funciones es que ayuda a contrarrestar infecciones. Su deficiencia puede generar que el gato sea más propenso a enfermarse.
  • Las vitaminas del grupo B. Son un grupo de 8 vitaminas relacionadas al metabolismo de las células, como:

– Vitaminas B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B5 (ácido pantoténico), B6, B8 (biotina), B9 (ácido fólico) Y B12. Cuando carecen de estas vitaminas los gatos sufren de debilidad, inapetencia, perdida de reflejos, desordenes en el sistema nervioso, pueden padecer de diarrea, mal aspecto en el pelo del animal; son responsables del proceso de crecimiento y que los nutrientes se absorban adecuadamente. Cuando un gato presenta anemia, retraso en el crecimiento, inflamaciones en la piel, entre otros males, significa que carece de alguna de estas vitaminas.

Vitaminas liposolubles

Son almacenadas en el hígado, se disuelven en la grasa. Dentro de este grupo están:

  • Vitaminas A. Fundamental para la buena salud de la vista, de la piel, tejidos y la fertilidad del minino.
  • Vitamina D. Regula los niveles de fósforo y calcio, por ende, ayuda al mantenimiento de huesos y dientes.
  • Vitamina K. Indispensable para el proceso de coagulación en la sangre y generación de glóbulos rojos.
  • Vitamina E. Es un antioxidante de las células, juega un papel importante en el metabolismo de los músculos y grasas; y en el sistema inmunitario frente a virus y bacterias.

Precauciones al suministrar vitaminas para gatos

Las vitaminas para gatos están fabricadas y diseñadas para ayudar al buen funcionamiento y desarrollo del organismo y buena salud de estos animales, a veces ayudan a combatir las propias enfermedades en gatos. Sin embargo, aunque se trate de vitaminas, no se debe tomar a la ligera. Es importante evitar que los dueños de los gatos le suministren esta clase de sustancias a libre albedrío.

Antes de pensar en suministrarle una vitamina, así como otro medicamento a los gatos, es importante que primero sea revisado por un veterinario y este luego de revisarlo, indicará si es necesario o no que el gato tome estos suplementos. Una vez el médico indique si es necesario darles vitamina, es fundamental que se dé la dosis recomendada.

La conservación de las vitaminas también es importante, deben ser conservadas de acuerdo a como se indica en las instrucciones del empaque, ya que de lo contrario podrían perder las propiedades de los componentes de la formula, así como mantenerlas fuera del alcance de los niños.

Alimentos que proporcionan vitaminas para gatos

Generalmente quienes tienen mascotas en el hogar, los alimentan con la misma comida que se prepara para la familia con la intención de consentirlos, pues sabemos cómo les encantan este tipo de alimentos.

Sin embargo, aunque ningún dueño de mascotas quiere causarle daños a su animalito, hay alimentos que no son adecuados para suministrarles y hay otros que sí son aprobados y permitidos. Entre algunos de los alimentos que les aportan vitaminas y minerales a los gatos están los siguientes.

  • Carnes. Puede ser carne roja, de ave, de pavo, este tipo de carnes aportan carbohidratos, proteínas y nutrientes como vitaminas A, B, D y K. Sin embargo, no se debe suministrar continuamente debido a que los altos niveles de grasas que estas poseen podría ocasionarles obesidad a los mininos.
  • Avena. Es ideal ya que contiene proteínas, fibras y carbohidratos, pero no a todos los gatos les agrada, se puede preparar de distintas maneras como galleticas o croquetas.
  • Vegetales. Aun cuando los gatos son carnívoros, muchos disfrutan de los vegetales, lo que resulta excelente ya que son fuente de vitaminas y minerales. Las más recomendadas son las zanahorias y calabazas. A muchos gatos les gusta comer pasto, puede permitírseles esta ingesta siempre y cuando no sean cualquier clase de plantas, ya que algunas pueden resultar toxicas.
  • Pescados. Estos son ideales, además que a los gatos les encanta son ricos en vitaminas B12, aminoácidos, omega 3 y grasas esenciales, de hecho, muchos productos de comidas para gatos que venden en el mercado están elaborados a base de pescado. Los más aconsejables son las sardinas y solo dar pescados cosidos, nunca crudos.
  • Frutas. Son recomendadas siempre y cuando se eviten las frutas cítricas, ya que pueden causar irritación en el estómago. Pruebe con frutas como melones, manzanas, plátanos y cambures.

Vitaminas para gatos

Recomendaciones finales

Para finalizar, en cuanto se trata de vitaminas para gatos, el mercado ofrece gran variedad, sin embargo, es indispensable consultar con un profesional sobre el uso de estas vitaminas, procurando siempre administrarlas bajo supervisión médica.

Si por el contrario le ofrece las vitaminas y nutrientes necesarios a su gato a través de los alimentos que consuma, procure siempre indagar ya sea con su veterinario o por propia cuenta, cuales son los alimentos recomendados y cuáles no, así como las cantidades sugeridas. Ya que los gatos tienden a engordar o llegar a la obesidad de manera fácil. Lo importante es mantenerle una alimentación balanceada, suministrándoles los nutrientes como las vitaminas necesarias para su desarrollo y mantengan una buena salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies