Gato Bosque de Noruega

El gato bosque de noruega es un felino independiente y cariñoso que ama la atención pero no lo exige. De raza natural, los bosques de noruega son de pelo largo, tienen cabezas triangulares invertidas y ojos en forma de almendra que pueden ser de cualquier color.

Fieles a sus raíces forestales, les encanta escalar a lugares que no creerías que llegaría un gato. La parte posterior del sofá solo será un primer reto para un gato bosque de noruega que busca averiguar qué tan alto puede llegar a escalar en la casa. Y, si bien tiene una doble capa que ofrece una excelente protección contra el invierno, es más adecuado para ser un gato casero.

Pueden ser tímidos con los extraños, pero también activos dentro de la casa. Acompáñanos a descubrir todo lo que esconde nuestro escalador amigo con ascendencia escandinava. ¡No te lo puedes perder!

Origen del gato bosque de noruega

El gato bosque de noruega, también llamado skogkatt en Noruega, es una raza natural y, a pesar de su aspecto salvaje, no es un descendiente o híbrido de ninguna especie de gato salvaje. Esta raza probablemente llegó a Noruega desde Europa, descendiente de gatos domésticos introducidos por los romanos.

Se supone que el gato noruego ha existido durante mucho tiempo, ya que en la mitología nórdica existen varias menciones de gatos grandes de pelo largo. Las estimaciones de cuándo se escribieron estos cuentos de gatos varían mucho. La mayoría de los mitos nórdicos se transmitieron por tradición oral y finalmente se registraron en los llamados poemas de Edda, escritos entre el año 800 y 1200 a.C Estos mitos sugieren que los gatos domésticos han estado en noruega por cientos, posibles miles, de años. Lo que sí no está claro es que los gatos mencionados sean los gatos del bosque de noruega.

Cuando los gatos llegaron a los países del norte, muy probablemente con colonos, comerciantes o cruzados, los ancestros de la raza eran de pelo corto, ya que los gatos transportados por los romanos provenían de Egipto y eran variedades de pelo corto. Los gatos sobrevivieron y se adaptaron a los climas fríos.

Características físicas del gato de noruega

Gato Bosque de NoruegaEl gato bosque de noruega es grande, fuerte y musculoso, con una estructura corporal masiva. El cuerpo y las piernas bien definidos, con patas traseras más largas que las delanteras, grandes, macizas y redondas, con garras fuertes y filosas. La cola es tan larga como el cuerpo y en forma tupida. La cabeza es triangular, la nariz larga, ancha y recta sin doblar. Por otra parte, las orejas son largas, erectas y puntiagudas.

Estos hermosos animales vienen en todos los colores y patrones posibles, excepto los que muestran la hibridación que da como resultado los colores chocolates, sable, lavanda, lila, canela, color liso y puntos restringidos, tipo el Himalaya. Pesa alrededor de 13 a 20 libras y llega a medir unos 12-18 pulgadas, en un rango alrededor de 5 años de edad.

Temperamento del gato bosque de noruega

Al gato bosque de noruega le encanta investigar mostradores, libreros y los picos más altos de sus árboles. Son activos, juguetones y conservan su espíritu amante de la diversión hasta la edad adulta, pero no te dejes engañar por los impresionantes músculos de la raza, no son tan fuertes. También destacan por ser dulces, amigables y orientados a la familia, y definitivamente aman a sus dueños.

Con los humanos, y sobre todo los niños, es un gato que se comportará amigablemente, buscando acurrucarse, dejando claro qué es lo que le gusta. Tienden a pegarse a una sola persona, aunque también puede interactuar tranquilamente con los demás miembros del hogar.

Salud y Vida

El bosque de noruega es una raza natural y no tiene problemas de salud que sí aparecen en razas mixtas. En general es bastante saludable, pero como todo dueño, hay que estar pendiente de condiciones de nuestro gato, como enfermedad por almacenamiento de glucógeno, displasia de cadera y miocardiopatía hipertrofia. Lo bueno es que viven unos excelentes 14-16 años.

Cuidados Básicos

Estos gatos necesitan un cepillado frecuente y tranquilo para evitar la formación de pelos en el estómago y eliminar las protuberancias en el pelaje. Cuando se esté peinando fuera del tiempo de muda, el cuidado debe ser bastante sencillo pero atento para evitar peinar la capa interna. El resto de atención incluye corte de uñas y una limpieza del oído para evitar alguna infección por cera.

Si quieres saber más sobre gatos te recomendamos el Gato British semi longhair.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *