Gato Chartreux

El Gato Chartreux es una raza rara que es especialmente venerada en Francia por su llamativo pelaje gris y personalidad amable que lo hace uno de los mejores compañeros de la casa. Se dice que se asemeja a una papa encima de palillos de dientes, posee una doble capa de felpa de longitud media y sus ojos de Halloween van de color cobre hasta oro.

A pesar de su gran tamaño y cuerpo robusto, característica también única de la raza, son extremadamente flexibles y ágiles, refinados y nunca toscos o torpes. No son los gatos más vocales del mundo, pero siempre estarán dispuestos a sentarse en el regazo de su dueño para pasar un poco de tiempo con él.

Nos encantan los gatos misteriosos y con apariencia única, por eso hemos decidido contaros todo lo que tiene guardado este interesante felino. ¡Acompáñanos!

Origen del Gato Chartreux

El Gato Chartreux es oriundo de Francia, y supuestamente data del siglo XVIII, quizás antes. Hay muchas leyendas que rodean su origen exacto, con historias como que fueron criados por monjes cartujos para mantener los monasterios libres de ratones y otros bichos pequeños, pero no hay evidencia que lo respalde.

Sin embargo, como es el caso de muchas otras razas, no se sabe realmente cómo el Gato Chartreux llegó a tener su nombre o cómo lo desarrollaron. Una de las primeras referencias a un Gato Chartreux se sitúa en 1558, Francia, en un epitafio de belaud, que perteneció al poeta Joachin de Bellay. Bellay describe al gato como “Asesino de ratas”, que sin duda es un atributo de la raza, tanto en aquél entonces, como ahora.

La segunda guerra mundial trajo una destrucción casi irreversible a la raza. Se hicieron esfuerzos para preservarla con criadores expertos que reunieron tantos gatos y gatitos Chartreux como fue posible para que pudieran preservar el estándar de la raza.

Características físicas del Gato Chartreux

El chartreux es un gato robusto con hombros anchos, un cofre profundo y de longitud mediana. Sus patas son cortas con huesos finos y fuertes. Sus pies son pequeños y redondos. La cola es pesada en la base y se estrecha hacia una punta ovalada. El Gato Chartreux tiene una musculatura densa y sólida.

El Gato Chartreux tiene un pelaje medio-corto con una textura densa y ligeramente lanuda. Tienen un abrigo resistente para todos los climas. Se permiten abrigos más sedosos y delgados en hembras y gatos menores de dos años. En cuanto al color, el abrigo del Gato Chartreux puede ser de cualquier tono de azul grisáceo o coniza, parecido al shorthair inglés. Las puntas del abrigo pueden tener un plata ligero.

Temperamento del Gato Chartreux

Gato ChartreuxEl Gato Chartreux es conocido por ser una raza silenciosa pero comunicativa. Su tarde ideal consiste de tiempos de juegos cortos intercalados con siestas en el regazo y comidas. Son un compañero atento y sensible al que le gusta estar cerca de su gente y observar sus acciones.

Por genial que sea, el Chartreux también es juguetón e inteligente. Lanza una pelota para que lo persiga, o sorprenderte con sus acrobacias cuando cuelgas un juguete de caña de pescar para su entretenimiento. También buscan atención y harán lo que sea para conseguirla y, de no hacerlo, tomarán medidas poco inofensivas para lograrlo. Dejando un lado esto, es un gato callado.

Salud y Vida

Todos los gatos Chartreux son propensos a desarrollar problemas genéticos de salud, al igual que todas las personas tienen el potencial de heredar enfermedades. Los Chartreux son generalmente saludables, pero se han observado los siguientes problemas en la raza:

  • Luxación rotuliana. Una luxación hereditaria de la rótula que puede variar de grave a leve.
  • Luxación rotuliana leve. Esto rara vez causa problemas, los casos más severos causan cojera que se alivia con cirugía.
  • Enfermedad de los riñones.

Cuidados Básicos

Conocido por su abrigo lanudo, el Gato Chartreux requiere peinarse, no cepillarse, para que se vean hermosos, suaves y brillantes. Se deshacen de su abrigo un par de veces al año, y probablemente querrás peinarlos diariamente durante ese tiempo para mantener bajo control el vello muerto.

El resto es cuidado básico: recortar las uñas según sea necesario, generalmente cada semana más o menos, cepillar los dientes y limpiar los oídos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *